Cierre Flexigrip: Pensando en el paciente y en la calidad de su recuperación.

En una cirugia de corazón convencional, normamente a usted le tendrán que abrir el esternón para poder acceder al corazón y así realizarle el tipo de cirugía que usted requiera. Cuando la cirugía de corazón finalice, el cirujano procede a cerrar su esternón y lo puede hacer con materiales que se osteointegran, es decir que atraviesan el hueso y por lo tanto lo dañan, o con materiales que no se osteointegran, es decir que no perforan el hueso y no lo dañan permitiendo una excelente sujeccion y una flexibilidad necesaria a los movimientos posturales y de respiración, mejorando el tiempo y la calidad de recuperacion del paciente, es decir de usted, especialmente en aquellas personas que tienen problemas de huesos.

Placa de torax de un paciente antes de ser intervenido de corazón. Dibujo del corazón sobre placa para comprender la localización del corazón.
Placa de torax de paciente con cierre de esternon flexigrip tras cirugía cardiaca